Cómo crear un plan de alimentación: guía paso a paso

Aprender a crear un plan de alimentación es una habilidad valiosa que te beneficiará a ti como profesional de nutrición, y a tus clientes. Aquí tienes una guía con el paso a paso que te ayudará a crear planes de alimentación que tus clientes querrán cumplir.

Crear planes de alimentación realistas y eficaces es una de las cosas más valiosas que puedes hacer por tus clientes. Cuando creas un plan de alimentación personalizado y trabajas con los clientes de forma individual, esto ayuda a que se sientan apoyados y guiados para tomar las decisiones correctas y poder alcanzar sus objetivos hacia una vida más saludable.

Sin embargo, muchos profesionales de nutrición evitan crear planes de alimentación, ya que puede ser una tarea intimidante y porque suele ser tediosa. Además de eso, los clientes pueden no seguir el plan si este no se adapta a su estilo de vida o preferencias alimentarias. Esto deja tanto al profesional como al cliente con un sentimiento de frustración.

Así que, ¿cómo puedes crear un buen plan de alimentación que fusione los hábitos y objetivos de tu cliente, y asegurar que los cumplan? Antes de saber cómo puedes crear un plan de alimentación, vamos a mostrarte cuáles son los beneficios de un plan de alimentación y por qué los debes considerar en tu consultorio de nutrición.

Beneficios de crear un plan de alimentación

Ya sea que tu cliente quiera ganar masa muscular, aumentar la calidad del sueño, mejorar su sistema inmune o comer más vegetales, los planes de alimentación pueden ser una herramienta valiosa para ayudar a que alcancen sus objetivos dietéticos. Conoce otros beneficios que tu cliente obtendrá al enviarle planes de alimentación:

1. Menos estrés

Un plan de alimentación personalizado minimiza cualquier ambigüedad en torno a los alimentos, ya que brinda a tus clientes un esquema específico de qué (y cuándo) comer. Esto también ayudará a aliviar cualquier tipo de ansiedad que tu cliente pueda tener con respecto a la comida y la cocina, ya que esto no será una preocupación al momento de comer.

2. Ahorra dinero

Tener un plan de alimentación simplificará la ida al supermercado de tu cliente, porque sabrá cuánto comprar de cada producto en función de lo que tú (como profesional de nutrición) le recomiendes. Esto contribuye a eliminar las compras impulsivas y les ahorrará dinero a largo plazo.

3. Evita desperdicios de alimentos

Cuando los clientes siguen un plan de alimentación personalizado, es menos probable que desperdicien alimentos, ya que el objetivo es que coman una cantidad específica de los alimentos sugeridos.

4. Ahorra tiempo

Los planes de alimentación pueden ahorrar mucho tiempo cuando se trata de planificar con anticipación. Ya sea en la preparación de comidas para varios días de la semana (también conocido como batch cooking) o realizar las compras por adelantado, tus clientes pueden decidir lo que funciona mejor para ellos y continuar en el camino correcto.

Guía paso a paso para crear un plan de alimentación

Puede parecer desafiante crear un plan de alimentación para cada uno de tus clientes. Pero, siguiendo este paso a paso, puedes crear un plan de alimentación sencillo y de fácil seguimiento para tus clientes.

Paso 1: Realiza una evaluación nutricional

Antes de iniciar el proceso de creación de un plan de alimentación, debes conocer la altura, el peso, el IMC y la ingesta nutricional actual de tu cliente para determinar sus necesidades nutricionales y ayudarlo a conseguir sus objetivos. Esto contribuye a evaluar las deficiencias nutricionales que deseas revertir con el tratamiento dietético.

No obstante, es importante ser consciente de que cada cliente tiene necesidades nutricionales distintas. Por ello, es primordial trabajar con cada cliente de forma individual para determinar qué funciona mejor basándote en sus objetivos personales, de salud y dietéticos. Con eso en mente, a continuación tienes algunas directrices generales a considerar antes de crear un plan de alimentación personalizado.

  • Requerimientos energéticos: una persona promedio (no atleta) necesita alrededor de 2000 calorías al día para mantener su peso y cumplir con sus necesidades energéticas diarias, pero alguien que sea más activo puede necesitar entre 2200 y 3000 calorías al día (y esto puede variar entre el género masculino o femenino). ) [1, 2].

  • Carbohidratos: De acuerdo con la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés), la *ingesta recomendada de carbohidratos debe ser del 40-65% del Valor Energético Total(VET) * [3].

  • Proteína: Recomendaciones actuales de la EFSA sugieren que los adultos deben consumir entre 10% y 35% de sus calorías totales de proteínas, o 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal al día [3]. Sin embargo, se recomienda que los atletas y las personas muy activas consuman de 1,2 a 2,0 gramos de proteína/kilogramo de peso corporal/día para satisfacer las demandas de energía.

  • Grasa: La EFSA recomienda que del 20 al 35% de la ingesta calórica diaria de un adulto provenga de grasas saludables[3].

  • Necesidades hídricas: Para una hidratación adecuada, se recomienda beber 2 litros de agua diariamente. Sin embargo, un atleta o una persona más activa puede necesitar una cantidad más elevada que varía según la intensidad de la actividad física.

Tip de pro: El software de nutrición Nutrium te ayuda a mantener esta información en un mismo lugar para que puedas ofrecer el mejor seguimiento a tus clientes.

Paso 2: Ve más allá

Otro factor importante a considerar antes de crear un plan de alimentación personalizado, es evaluar los hábitos alimentarios de tu cliente. Al final de cuentas, si no te tomas el tiempo suficiente de entender el estilo de vida, los objetivos y las preferencias alimentarias de tu cliente, puedes terminar creando un plan que se le haga difícil de cumplir.

A continuación, estas son algunas preguntas que puedes hacer a tus clientes que van más allá de sus necesidades nutricionales específicas.

  • ¿Qué comidas/alimentos te gustan más y cuáles menos?
  • ¿Cuánto tiempo puedes dedicar por día a cocinar?
  • ¿Cómo es tu rutina diaria?
  • ¿Tienes alguna alergia?
  • ¿Cuál es el presupuesto promedio destinado a la compra de alimentos?
  • ¿Hay alguna otra persona en tu hogar a quien considerar?
  • ¿Qué factores pueden dificultarte el llevar un estilo de vida más saludable?
  • ¿Tienes algún objetivo específico (físico, mental, u otro)?

Realizar las preguntas correctas puede proporcionar una visión más profunda de los hábitos alimentarios de tu cliente para que puedas crear un plan de alimentación personalizado que se adapte a su estilo de vida.

Paso 3: Crea un formato general

Ahora que hemos dejado claras algunas informaciones pertinentes, es hora de comenzar a crear un plan de alimentación que se adapte al estilo de vida de tu cliente y lo ayude a alcanzar sus objetivos de salud y bienestar.

Aunque puedas hacerlo a mano, es más sencillo usar un software de nutrición para hacer el trabajo más pesado. Nutrium tiene modelos (plantillas) de planes de alimentación para simplificar este proceso (engloba las necesidades nutricionales e ideas de comidas). Pero puedes ir más lejos y personalizar cada modelo para responder de la mejor forma posible a los objetivos de tu cliente, niveles de actividad física, presupuesto para la compra, preferencias alimentarias, y cualquier alergia o intolerancia que puedan tener.

Nutrium también proporciona un análisis de macro y micronutrientes para cada receta y plan de alimentación, para que puedas asegurar que tus clientes cumplen con sus necesidades nutricionales.

Paso 4: Envía una lista de compras

La app móvil de Nutrium crea automáticamente una lista de compra, para cada cliente, basada en el plan de alimentación que has creado para ellos. Conoce más sobre este tema aquí con un tutorial paso a paso.

Paso 5: Comunícate con frecuencia y sugiere mejoras

Al dar seguimiento a tus clientes entre consultas, podrás ver aquello que está dando resultado y lo que no. Esto te permite hacer recomendaciones en el momento adecuado o dar otros consejos útiles para que tu cliente sienta tu apoyo hasta que se vuelvan a ver en la próxima consulta.

Durante estas sesiones de seguimiento, puedes y debes pedir a tu cliente feedback sobre el plan de alimentación y hacer cualquier ajuste necesario para ayudarles a cumplir con tus recomendaciones. Recuérdales que aunque es normal tener algunas dificultades en el camino, es importante que se enfoquen en pequeños pasos y que se celebren pequeñas victorias. Esto hace con que tu cliente se sienta escuchado, y también le da ánimo para seguir trabajando contigo para alcanzar sus objetivos.

Resumen

Crear un plan de alimentación puede ser una tarea intimidante, pero siguiendo estos pequeños pasos, serás capaz de crear planes personalizados que ayudarán a tus clientes a alcanzar sus necesidades nutricionales y sus objetivos de salud.

Referencias:

  1. U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. 2015 – 2020 Dietary Guidelines for Americans. 8th Edition. December 2015. Disponible en: https://health.gov/our-work/food-nutrition/previous-dietary-guidelines/2015.

  2. Tiller, N. B., Roberts, J. D., Beasley, L., Chapman, S., Pinto, J. M., Smith, L., Wiffin, M., Russell, M., Sparks, S. A., Duckworth, L., O'Hara, J., Sutton, L., Antonio, J., Willoughby, D. S., Tarpey, M. D., Smith-Ryan, A. E., Ormsbee, M. J., Astorino, T. A., Kreider, R. B., McGinnis, G. R., … Bannock, L. (2019). International Society of Sports Nutrition Position Stand: nutritional considerations for single-stage ultra-marathon training and racing. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 16(1), 50. https://doi.org/10.1186/s12970-019-0312-9

  3. Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA. Revisado: 13 de julio, 2022. Disponible en: https://multimedia.efsa.europa.eu/drvs/index.htm?lang=es